viernes, 23 de septiembre de 2016

REFLEXIONES A ULTIMOS DE SEPTIEMBRE 2016

LA DISOLUCIÓN DE LAS INSTITUCIONES
Sin entrar en consideraciones de orden político, es público y notorio que las tensiones entre el TSJ y la AN continúan, en las que el máximo organismo judicial sirve de instrumento del Poder Ejecutivo para imponerse como poder único, sin control alguno; y ello forma parte de una política destinada a acabar con las instituciones consagradas en la Constitución de 1999 para dar paso a un sistema en el cual se imponga una voluntad única; y, en cumplimiento de ese objetivo, la sentencia N° 797 del 11 de agosto de 2016 de la Sala Constitucional del TSJ vuelve a limitar la actuación de la Asamblea Nacional al suspender cautelarmente las decisiones tomadas en las sesiones celebradas los días 26 y 28 de abril, y 03, 05, 10, 12 y 17 de mayo de 2016, con ocasión de una demanda de nulidad conjuntamente con solicitud de amparo cautelar presentada por varios diputados oficialistas, por considerar que la mayoría opositora en la AN no acató la sentencia N° 269 del 21 de abril de 2016 que interpretó que las sesiones parlamentarias deben convocarse con al menos 48 horas de antelación y que no puede modificarse el orden del día.
Lo que deliberadamente se omite es que esa sentencia N° 269, utilizada como pretexto para suspender las decisiones de la AN, constituyó una flagrante violación al principio de la separación de poderes consagrado en la Constitución  al modificar por vía judicial el acto que regula el funcionamiento interno del cuerpo legislativo así como el procedimiento para la formación de las leyes.
Por tanto, al proceder como lo viene haciendo el TSJ, y fundamentalmente su Sala Constitucional, desconoce y viola el principio de primacía de la ley, conforme al cual todo ejercicio de un Poder Público debe realizarse dentro del ordenamiento jurídico vigente, y no en función de la voluntad de las personas, porque arbitrariedades como las que viene cumpliendo el órgano jurisdiccional escapan de la esfera del estado de derecho para convertirse en un instrumento político que, además de entorpecer la actividad legislativa de la AN termina por disolver toda la estructura institucional del Estado.   
John Locke, padre del liberalismo clásico (Second treatise of government, Hackett Publishsing Co., Indianapolis (Indiana), 1980, p. 46), dijo:
"[...] quien tiene el poder legislativo o supremo de cualquier comunidad, está obligado a gobernar por leyes permanentes establecidas, promulgadas y conocidas por el pueblo, y no por decretos extemporáneos: por jueces indiferentes y verticales".

NO ES DERECHO, ES POLÍTICA
En un interesante artículo (http://www.el-nacional.com/ramon_escovar_leon/extension-emergencia-economica-nuevo-derecho_0_925707443.html), Ramón Escovar León ha dicho que Si alguien en Suiza o en Alemania se pregunta por el sistema judicial venezolano y lee las sentencias de la Sala Constitucional, concluirá en que se ha desarrollado un neoderecho (así como ocurrió con la neolengua), un esquema jurídico inédito en la historia, porque se dictan decisiones ampulosas, cargadas de citas de doctrina extranjera que no tienen relación con lo que deciden para justificar lo injustificable: que el chavismo siempre tiene la razón”.
Con este párrafo, el apreciado colega apunta hacia un tema que este escribidor ha tratado en anteriores oportunidades, y es que el sistema político reinante, desde sus inicios en 1999, siempre estuvo buscando lo que, diez años después, le facilitó servilmente la hoy magistrada jubilada Luisa Estela Morales, cuando puso a la luz la doctrina del colaboracionismo de poderes que, apoyada fervorosamente por otro magistrado, Francisco Carrasquero, ha servido de piso para que en lugar de la garantía de separación de los poderes públicos, emerja un solo poder, el Ejecutivo, el cual se encarga de dar las órdenes a los demás Poderes, los cuales hoy en día, con la salvedad de la Asamblea Nacional, cumplen a pie juntillas y reverentemente lo que se les ordena. Mujiquitas, los llamaba don Rómulo Gallegos en su famosa “Doña Bárbara”.
Y es precisamente mediante la colaboración de poderes que la Sala Constitucional y la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia se dan el lujo de dictar  30 decisiones que según Escovar “[…] han merecido el rechazo de la comunidad jurídica nacional e internacional, por ser sentencias dirigidas a apuntalar un sistema autoritario”, porque gracias a esos fallos, se pretende bendecir jurídicamente las actuaciones del Poder Ejecutivo porque de lo que se trata, como dijo la Morales al instalar una Jornadas Internacionales con motivo del décimo aniversario de la Constitución de 1999,  es acabar con los “[…]   paradigmas clásicos que postulaban a una separación de poderes rígida, en donde cada rama del Poder Público andaba por su lado […]”, para que todos canten al unísono.
Por tanto, las sentencias que emanan en esas condiciones del organismo que constitucionalmente es la cúspide del Poder Judicial no constituyen derecho y, por ello, comparte este escribidor la conclusión de Escovar cuando afirma que esas decisiones “[…] no son creadoras de Derecho porque no gozan del respaldo de la comunidad jurídica ni de la población en general, que es lo que les imprime fuerza y reconocimiento”.

CINISMO O MALA FE  
En los últimos tiempos, una vez aprobada una ley por la Asamblea Nacional (AN), inmediatamente es anulada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (SC-TSJ), bien a pedido del Poder Ejecutivo o mediante torticeras solicitudes de interpretación presentadas por remunerados mujiquitas. Por supuesto, sabemos que esto sucede por aquello de la doctrina del colaboracionismo de poderes a que este escribidor se ha referido con anterioridad.
Y viene el asunto a colación porque en una sesión de la AN de 22 de marzo de 2007, la AN de la época controlada por el oficialismo, desconoció una sentencia de la SC-TSJ en la que se modificaba la Ley de Impuesto sobre la Renta, sosteniendo que el único ente que podía desaplicar artículos y modificar leyes era la AN, concluyendo en que la decisión de la SC-TSJ constituía un atrevimiento y, por unanimidad, los diputados ordenaron que se constituyera una comisión que investigara a los magistrados de la SC-TSJ.   
Como se ve, son posiciones completamente distintas, por razones de exclusiva naturaleza política. Entonces, eso obliga a pensar si esos actores, al actuar de esa forma, lo hacen cínicamente o por mala fe.

DE NUEVO CON EL MASCULINO Y FEMENINO
En ACLARATORIA LINGÜÍSTICA publicada en REFLEXIONES A PRIMEROS DE SEPTIEMBRE DE 2016, decía este escribidor que la Real Academia de la Lengua Española se ha hartado y puesto fin al “todos y todas” y a “ciudadanos y ciudadanas”, “niños y niñas”.
Al respecto, ese “enfant terrible” de la Real Academia de la Lengua Española, de afilada y temida pluma, ha publicado un comentario en su columna  El bar de Zenda (http://www.zendalibros.com/sobre-catedraticos-y-catedraticas/) que viene como anillo al dedo en cuanto a lo que se refiere al uso del masculino y femenino, con motivo de una publicación oficial del Rectorado de la U. P. de Cartagena, por la que se convoca concurso de acceso por el sistema de promoción interna, al Cuerpo de Catedráticos y catedráticas de Universidad.
Como puede usted imaginar, amable lector, la crítica de don Arturo Pérez-Reverte es demoledora y, aunque este escribidor no se haga solidario de sus expresiones, sí que identifica a los personajes a los que el alude el escritor que proliferan como conejos en el mundo de habla hispana, por lo que se permite reproducir las conclusiones:
Les ahorro el resto del decreto; que sigue, hasta el final, del mismo tenor y tenora. Y es que, como dijo no recuerdo quién –o quizá fui yo mismo quien lo dijo– una ardilla podría cruzar España saltando de gilipollas en gilipollas, sin tocar el suelo”.

EL CASO SORIA
Menudo follón el que ha levantado Soria en España.
El señor de marras, siendo ministro en funciones, fue identificado dentro de aquellos personajes involucrados con los “Panama papers”, por lo que el hombre, con toda responsabilidad y seriedad, se apartó de sus altas funciones, no sin antes justificar ante la opinión pública que poseer o estar vinculado a sociedades offshore no constituye delito.
Cuando parecía que el buen hombre se había marchado a casa, resulta que ha sido postulado por su formación política  para un cargo en un organismo financiero internacional, lo que ha levantado de nuevo las ronchas; y es allí precisamente adonde apunta este escribidor con su reflexión porque si bien es cierto que no hay delito por el solo hecho de tener vinculaciones con ese tipo de sociedades, no hay que olvidar que se trata de una persona pública que, bien o mal, ha sido cuestionada, por lo que, antes de crear un nuevo enredo, lo más aconsejable para la transparencia política ha debido ser que la postulación no se hubiera efectuado.
Cuando parecía que no había marcha atrás y que Troya ardería, el propio interesado ha asumido una posición digna porque, simple y llanamente, ha desistido de su candidatura, lo que le enaltece porque, como dijera el Divino Cayo Julio César, “La mujer del César no solo debe ser honrada, sino además parecerlo”, con lo cual se ha zanjado la disputa impidiendo que los “progres” y demás coletas, esos tontos útiles que exhiben el banderín del Che Guevara, se dieran banquete a costa de Soria imaginando cuanta fantasía les hubieran permitido sus calenturientas mentes, lo que al final de cuentas hubiera perjudicado a la democracia española en medio de esa confrontación por la formación de un nuevo gobierno.
Recordemos que “La izquierda posee emociones fuertes e ideas débiles, y no tiene reparo en sacrificar la lógica y la verdad documentada ante las ensoñaciones utopistas. A la izquierda se la juzga no por sus resultados (confirmadamente desastrosos) sino por sus objetivos, presuntamente nobles, consistentes en ´salvar a los pobres del mundo´”, como afirma Nicolás Márquez (http://es.panampost.com/belen-marty/2014/08/15/nicolas-marquez-para-derribar-el-mito-del-che-no-hay-mejor-fuente-que-leer-al-propio-che/#at_pco=smlwn-1.0&at_si=57c9a88ef23b86ea&at_ab=per-2&at_pos=0&at_tot=1http://es.panampost.com/belen-marty/2014/08/15/nicolas-marquez-para-derribar-el-mito-del-che-no-hay-mejor-fuente-que-leer-al-propio-che/#at_pco=smlwn-1.0&at_si=57c9a88ef23b86ea&at_ab=per-2&at_pos=0&at_tot=1), autor de “El Canalla”, la obra que destruye el mito del “asesino de la Cabaña”.

CUANDO LA EXCEPCIÓN SE CONVIERTE EN LA REGLA
El Ejecutivo Nacional publicó en la G. O. el Decreto Estado de Excepción y Emergencia Económica, fundamentándose para ello en las ”[…] circunstancias extraordinarias en el ámbito social, económico y político, que afectan el orden constitucional, la paz social, la seguridad de la Nación, las instituciones públicas y a los ciudadanos a fin de que el Ejecutivo Nacional adopte las medidas urgentes, contundentes, excepcionales y necesarias, para asegurar a la población el disfrute pleno de sus derechos, preservar el orden interno, el acceso oportuno a bienes, servicios, alimentos, medicinas y otros productos esenciales para la vida […]” y “[…] la crisis derivada de la guerra económica y sus nefastas consecuencias sobre el pueblo venezolano”; y, con base en ello, el Ejecutivo quedó facultado para restringir las garantías para el ejercicio de los derechos constitucionales cuando se trate de “[…] dictar un marco regulatorio transitorio y excepcional, que permita el financiamiento de proyectos del sector agroindustrial para el desarrollo de un nuevo esquema productivo, bajo las líneas de acción de la Gran Misión Abastecimiento Soberano.”
Además, según el decreto, el Ejecutivo podrá suspender de manera temporal y excepcional la ejecución de sanciones de carácter político contra las máximas autoridades del Poder Público y otros altos funcionarios, en la medida que éstas “[…] puedan obstaculizar la continuidad de la implementación de medidas económicas para la urgente reactivación de la economía”.
No hay que profundizar en grandes teorías ni entrar en polémicas interminables para que cualquiera se percate de que en un estado de derecho se gobierna, como dijera John Locke, por “[…] leyes permanentes establecidas, promulgadas y conocidas por el pueblo, y no por decretos extemporáneos […]” como el comentado, en el que se viola la Constitución de 1999 al pretenderse crear un marco regulatorio transitorio y excepcional paralelo a la Constitución de 1999 y que usurpa funciones de la AN y, a la vez se contempla la posibilidad de sancionar a altos funcionarios del propio Estado en base a un inventado delito de “obstaculización de la implementación de las medidas económicas”; pero, como era de esperarse en aplicación de la doctrina del colaboracionismo de poderes, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia sentenció el pasado 20 de septiembre que “[…] el decreto fue dictado en cumplimiento de los parámetros que prevé el Texto Constitucional, la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción y demás instrumentos jurídicos aplicables, preservando los Derechos Humanos y en protección del Texto Fundamental, el Estado, sus Instituciones y el Pueblo, razón por la que se declara que el mismo entró en vigencia desde que fue dictado y que su legitimidad, validez, vigencia y eficacia jurídico-constitucional se mantiene incólume conforme a lo previsto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela […]”.
Como se ve, ahora la excepción se ha convertido en regla: Se gobierna por decretos ejecutivos bendecidos por la SC-TSJ, en lugar de leyes aprobadas por el Poder Legislativo.
Qué pensaría Locke al respecto?


domingo, 4 de septiembre de 2016

REFLEXIONES A PRIMEROS DE SEPTIEMBRE 2016

A un mes de la celebración de tus 15 años, mantengo latente la emoción de haberte recibido en mis brazos para iniciar el vals que inauguraba tu baile y haber compartido contigo ese momento. Dios te bendiga y acompañe siempre!
A: Isabella Fernández Sarmiento, mi nieta más bella!

LA REVOLUCIÓN ES EXACTAMENTE ESO
En reiteradas oportunidades, este escribidor ha dicho que eso que los demócratas ven como un horror de política destructiva de un país -el socialismo del s. XXI, el proceso revolucionario, o como quiera llamársele- son actos deliberados de destrucción de la sociedad democrática y que, cueste lo que cueste, continuarán en su política porque, a su entender, llegaron para quedarse, para crear el hombre nuevo del que hablaba un ya olvidado “monje” de la economía y finanzas -“Los pobres tendrán que seguir siendo pobres, los necesitamos así”- para que no se volvieran “escuálidos”, como expresara otro pobre infeliz, de cuyo nombre no quiero acordarme (http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/140225/rodriguez-no-vamos-a-sacarlos-de-la-pobreza-para-que-se-vuelvan-escual).
Resulta que el escritor cubano Carlos Alberto Montaner (http://www.analitica.com/opinion/la-revolucion-es-exactamente-eso/) confirma el mismo diagnóstico y con su acerada pluma narra precisamente que en Venezuela se pasa hambre, pero que eso  “Es la revolución. No importa que sea el país potencialmente más rico del mundo. Lo mismo sucedió en 1921 en la recién estrenada URSS. Murieron de hambre un millón de rusos. Lenin se regocijó. ´La revolución y yo somos así, señora´ Les impidieron comerciar a los campesinos y el ejército rojo les confiscó los alimentos, incluidas las semillas”.
Continúa Montaner haciendo referencia a los desmanes sucedidos en China, donde hubo más de 20 millones de muertes, en Camboya y en Norcorea, donde algunos sujetos desesperados recurrieron a la antropofagia; y en Cuba, donde 60 mil personas perdieron la vista o la movilidad de sus miembros inferiores por la neuritis periférica generada por la desnutrición tras el fin del subsidio soviético.
Montaner pregunta, como lo haría cualquier demócrata con un dejo de sentido común, o al menos sea demócrata:
¿Por qué lo hacen los comunistas? ¿Son sádicos? ¿Son estúpidos e incurren en los mismos errores una y otra vez?”; y la respuesta no se hace esperar:
Nada de eso. Son revolucionarios empeñados en crear un mundo nuevo a partir de las recetas de Karl Marx.
Luego de interesantes comentarios, afirma:
Las dos tareas esenciales de los revolucionarios comunistas son, primero, demoler la estructura de poder del “antiguo régimen” y sustituirla por su propia gente; segundo, apoderarse del aparato productivo, arruinar a las empresas que no pueden manejar y estatizar el resto para privar de recursos a los viejos oligarcas capitalistas”.
Como se puede observar, amigo lector, la coincidencia de lo comentado por el brillante intelectual cubano, que vivió de cerca la tragedia de su país, encaja perfectamente con lo expresado por este escribidor. El que haya niños esqueléticos que se desmayen por hambre en las escuelas o que los enfermos se mueran por falta de medicinas carece de todo valor.
Eso es exactamente la revolución. Por ejemplo, no debe extrañar que un mercenario español -un “progre”- sea designado planificador de la economía venezolana (https://es.panampost.com/ysol-delgado/2016/09/02/maduro-nombra-espanol-fundador-podemos-planificador-de-economia-venezuela/) porque, al fin de cuentas, el objetivo perseguido es el mismo, la destrucción de la sociedad y la consolidación del proceso revolucionario en donde sea.

ACLARATORIA LINGÜÍSTICA
Informan los medios (http://www.mediterraneodigital.com/espana/nacional/la-rae-se-harta-y-pone-fin-al-todos-y-todas-ciudadanos-y-ciudadanas.html) que la Real Academia de la Lengua Española se ha hartado y puesto fin al “todos y todas” y a “ciudadanos y ciudadanas”, “niños y niñas”. Al efecto, ha dicho que este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico porque en los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos, y cita como ejemplo el siguiente:
Todos los ciudadanos mayores de edad tienen derecho al voto”.
Además de esta advertencia, agrega el organismo rector de nuestra lengua que la mención explícita del femenino se justifica cuando la oposición de sexos es significante en el contexto, como por ejemplo:
El desarrollo evolutivo es similar en los niños y las niñas de esa edad”.
Concluye así la Academia:
La actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina va contra el principio de economía del lenguaje y se funda en razones extralingüísticas”.
De esta manera, la Real Academia ha puesto orden a esa desaforado mal uso del masculino y femenino que vio infortunadamente  la luz, al menos en Venezuela, con la Constitución de 1999 y que siguió reproduciéndose en leyes, reglamentos, resoluciones y otros actos administrativos dictados a partir de ese año, con excepción de la Ley Orgánica Procesal de Trabajo, en la cual sensatamente los redactores introdujeron un parágrafo único al Artículo 1, en el que se expresa:
 “La designación de personas, en masculino, tiene en las disposiciones de esta Ley un sentido genérico, referido siempre por igual a hombres y mujeres”.
Ojalá algunos mal hablados y peores escribidores aprendan la lección y dejen de seguir castigando al lenguaje y a los ciudadanos, por ser incorrecto “[...] emplear el femenino para aludir conjuntamente a ambos sexos, con independencia del número de individuos de cada sexo que formen parte del conjunto”.

NEPOTISMO O VIVEZA CRIOLLA
Reporta Pedro Pablo Peñaloza (http://www.lapatilla.com/site/2016/08/25/familiares-de-altos-jerarcas-del-chavismo-ocupan-puestos-clave-en-el-servicio-exterior-venezolano/) el status del servicio diplomático venezolano y al efecto dice que existen “[…] pocos diplomáticos de carrera, muchos personajes de confianza”.
El periodista se basa en la nómina del Ministerio de Relaciones Exteriores y en ella va identificando a un importante número de funcionarios diplomáticos y consulares de la República, donde figuran padres, hijos, sobrinos y otros familiares de dirigentes del oficialismo ubicados en importantes ciudades del mundo, sin ser funcionarios de carrera y menos conocedores de la diplomacia o que hayan cursado especialidad en Relaciones Internacionales, salvo muy contadas excepciones. Claro, algunos se han apoderado de uno u otro cargo desde principios de siglo y algo habrán aprendido!!!.
Pero no queda la cosa allí, sino que el inquieto investigador, con una fina ironía cita el elenco de miembros retirados de la milicia en los siguientes términos:
Si […] la República […] es víctima de una ofensiva internacional, tres ex ministros de la Defensa ya tomaron sus puestos de combate […] (y) en el pelotón también resaltan  […]”.
Y después el Contralor General de la República es el único funcionario que tiene que aclarar que emplear a toda su familia en el organismo no es nepotismo que, según el DRAE, significa “desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las concesiones o empleos públicos”, práctica utilizada por el tirano griego Pisistrato en el S. VI a. C. para para proteger su poder y planes con el pueblo de Atenas al entregar la mayoría de los cargos políticos y públicos a sus familiares y amigos más cercanos.
Ahora bien, si como informa Wikipedia, el nepotismo es considerado un acto de corrupción cuando en una sociedad se practica la meritocracia, entonces podría concluirse en que el relato de Peñaloza envuelve una clara denuncia de esta naturaleza; aunque también podría verse como una forma de viveza criolla de algunos capitostes para que “[...] familia, amigotes de partido o cómplices de sus trasgresiones [...]“ (@LuisJUzcategui) puedan disfrutar y vivir en lujosas  mansiones en seguras urbes del mundo y con remuneraciones en divisas pagadas por el presupuesto nacional, a salvo de la delincuencia venezolana.

 DESVENGORZADO CINSMO
Llama la atención la forma como estos sujetos que se dicen de “izquierdas”, o “progre”, o cualquier otro calificativo, como populistas, forman un escándalo alrededor de cualquier acto que realice la democracia en ejercicio de los principios constitucionales y de DDHH, afirmando que el acto de que se trata es un golpe de estado, o una acción de la derecha internacional, o de la oligarquía mundial para acabar con los derechos de los pueblos soberanos, y otras ridículas pamemas, todo porque se trata de asuntos que tienen relación con los turbios intereses políticos de esos grupetes.
Así vemos cómo, en Venezuela, el oficialismo tildó de atentado constitucional el R16 pese a que está previsto en la Constitución de 1999, y se mantuvo diciendo tendenciosamente que  la “toma” de Caracas del 1S era un movimiento para derrocar por la fuerza al gobierno; y en Brasil, el casi nada transparente ex Presidente Lula advirtió que con el “impeachment” contra la Presidente Rousseff en el Senado “[…] comenzó la semana de la vergüenza nacional, la semana en que los senadores comienzan a rasgar la Constitución del país y en que comienzan a debatir la sanción a una mujer inocente, cuyo único crimen fue justamente ser honesta” (http://www.lapatilla.com/site/2016/08/25/lula-califica-juicio-contra-rousseff-en-el-senado-como-verguenza-nacional/). 
No es una exclusiva de los países mencionados porque si usted, amable lector, tiene la paciencia de escuchar algunos segundos al boliviano, al ecuatoriano o al nicaragüense, se dará cuenta de que repiten las mismas futilidades con una energía digna de mejor causa, sobre todo cuando se trata de achacar al “imperio” todos los males habidos y por haber; y qué decir de la argentina que cuanto disparate populista se le ocurría lo lanzaba cual Evita resurrecta.
En fin, son repeticiones de consignas inútiles lanzadas en el pasado por Lenin, Mao, Castro y sus secuaces, y toda esa manga de seudo marxistas que han azotado al mundo mientras su círculo íntimo se “forra” de millones a través de sociedades “offshore” que prestan sus servicios a eso que pomposamente llaman revolución; pero cuando son ellos los que ejecutan sus viles actos contra sus adversarios no dudan en colocar en el paredón al más inocente sin fórmula de juicio, todo en defensa del pueblo, como en La Habana lo impuso el asesino de la Cabaña, esa “violenta, selectiva y fría máquina de matar”, en palabras de Alvaro Vargas Llosa (http://www.lanacion.com.ar/726599-el-che-guevara-una-violenta-selectiva-y-fria-maquina-de-matar).

DESINFORMACIÓN  O MENTIRAS
Con inusitada frecuencia este escribidor se encuentra con textos, o escucha comentarios que, a su parecer, están fuera de contexto. Así, por ejemplo, hay quien dice que Venezuela es un país “caribeño”, cuando realmente quienes han sido así calificados son aquellos situados en el mar Caribe, así Venezuela lo tenga por Norte, o participe en los juegos beisboleros del Caribe o forme parte de Petrocaribe, donde hay países que no son caribeños, como México en ese deporte y Nicaragua en la organización petrolera.
El tema no se queda allí. En días pasados, unos narradores de futbol se referían a la selección colombiana como equipo el “cafetalero”, y al uruguayo como el “charrúa”, como que si los primeros representaran al gremio de cafeteros de su país, y los segundos a los indígenas precolombinos cuando, además de esa organización tribal, existían en la región del Río de la Plata otras como los Yaros, los Bohanes, los Chanaes y los Minuanes, aunque hoy se les conozca a todos como complejo charrúa.
El tema parece intranscendente, especialmente cuando se trata de deportes, donde se podría justificar que el uso de esos calificativos son producto de la emoción de los narradores más que de un interés por propalar mentiras; pero cuando se trata de ubicaciones geográficas indebidas se van tergiversando los verdaderos conceptos para sustituirlos por calificativos que pueden llegar a falsear la geografía y la historia y para muestra, recuerde usted, amigo lector, que en la escuela le enseñaron que Venezuela es un diminutivo cariñoso que le dio Américo Vespucio a esta parte del nuevo continente al recordar las similitudes de las construcciones de los indígenas en el Lago de Maracaibo a  las de la romántica e inolvidable capital del Véneto, cuando en realidad en lo que dijo fue que[…] vio viviendas ´construidas con mucho arte sobre el mar, como en Venecia […]una ´grandísima popolazione´” (http://www.cervezazulia.com/el-verdadero-significado-de-la-palabra-venezuela-por-nestor-gonzalez/).
Por supuesto, no piense que su maestra de primaria le engañó pues, como expresa Néstor L. González,  “Ella también estaba engañada. Es que las mentiras pasan de generación en generación con más fuerza que las verdades”.



miércoles, 24 de agosto de 2016

REFLEXIONES A ULTIMOS DE AGOSTO 2016

A la doctora Mercedes Pulido de Briceño, ilustre pensadora venezolana. In memoriam.

INCONGRUENCIA
De acuerdo al DRAE, incongruencia significa “dicho o hecho faltos de sentido o de lógica” y es eso lo que se manifiesta cuando una alto cargo del oficialismo -cuyo nombre este escribidor prefiere omitir- desfachatadamente ha dicho (http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/321632/cne-agradece-respaldo-de-constituyentes-en-defensa-de-la-institucionalidad/) que “[…] no es aceptable, bajo ningún concepto, demoler a nuestras instituciones física y moralmente […]”, añadiendo que Esta Constitución fue lograda gracias a valores enteramente democráticos” y nació “[…]  desde el pueblo, con muchas propuestas […]”.
Y es incongruencia porque, contrariamente a lo afirmado por ese vocero, desde 1998 se va cumpliendo con el “derrumbamiento de todo el orden social tradicional”, siguiendo las enseñanzas de Marx y Engels aludidas en LA “PROFUNDIZACIÓN” DEL “PROCESO” (Reflexiones a últimos de julio 2016) y en particularmente en “LA NUEVA MODALIDAD DE ESCLAVISMO” (Reflexiones a primeros de agosto 2016), en la que este escribidor ha sostenido que la política que se ha venido aplicando no es adrede, ni producto de políticas equivocadas como lo ve la mentalidad democrática liberal, sino del plan de “profundización” del “proceso” en el que la destrucción de la sociedad de libre mercado es el objetivo final.
Todo esto ha sido confirmado por distintas razones en los últimos meses cuando se han decretado 34 aumentos salariales en 17 años, de los cuales el presente gobierno ha elevado los sueldos 14 veces y sólo en el 2016 en 3 oportunidades, facilitando la inflación al facilitar la demanda frente a la oferta; que porcentualmente equivale a más del 297% pero que no le alcanza para nada al pueblo para adquirir elementales bienes y servicios, lo cual se genera más pobreza con el deliberado propósito de someter a los económicamente más desvalidos al oprobio y sometimiento a través de los CLAP cuando, según el CENDA, la Canasta Alimentaria de julio alcanzó a Bs.228.043,96, lo que representa un asombroso incremento del 23,9% con respecto al mes anterior (http://www.elmundo.com.ve/noticias/economia/gremios/segun-el-cenda-la-canasta-alimentaria-llego-a-bs-.aspx), mientras que el PIB cayó 11,8% en el segundo trimestre de 2016, el sector petrolero decreció 2% y el de la construcción 18%, según cifras no oficiales del BCV (http://www.el-nacional.com/economia/PIB-cayo-segundo-trimestre_0_904109811.html).
El cada vez más acentuado control del sistema de justicia, y a través de éste el cerco del Poder Legislativo anulando sus actuaciones así como la burla de la ciudadanía por medio del Poder Electoral para impedir el RR16 porque hay que mantenerse en el gobierno a toda costa, son elementos que con la frecuencia con que se están llevando a cabo, aceleradamente corroen las ya disminuidas instituciones para convertirlas en simples instrumentos que conlleven a la demolición del orden social tradicional; y para completar la obra, informa  Andrés Oppenheimmer (http://www.abcdelasemana.com/2016/08/19/amenaza-en-puertas-una-crisis-de-refugiados-venezolanos/) que “[…] más de 1.5 millones de personas que han abandonado el país desde que el difunto presidente Hugo Chávez comenzó a destruir a Venezuela en 1999, según un estudio del 2014 de la Universidad Central de Venezuela”.
Por eso es incongruente escuchar que algún oficialista se pronuncie contra la destrucción de las instituciones cuando lo cierto es que la política que se aplica es precisamente demoler la institucionalidad, pese a que por ese camino, como ha dicho Elías Pino Iturrieta (http://www.opinionynoticias.com/noticiasnacional-/27271-pino-iturrieta-qla-toma-de-caracas-es-un-hecho-inedito-en-la-historia-de-venezuelaq), “[…] se nos va a acabar la República” y en ello atina puesto que el orden social tradicional dentro de un estado de derecho agoniza y, como diría una distinguida historiadora: “No es cuento, es historia”.

ALGO SOBRE GOBIERNO, POLÍTICA Y POLÍTICOS
Entre los distintos significados del verbo gobernar, se encuentra “dirigir un país o una colectividad política”, lo que se hace a través del gobierno, entendido como el órgano superior del poder ejecutivo de un Estado o de una comunidad política, constituido por el presidente y los ministros o consejeros.
Este concepto etimológico tiene sus variantes cuando se mira hacia las ciencias políticas y sociales y también cuando se trata de la política como una actividad de los que rigen los asuntos públicos; pero lo que llama la atención es que para el común de la gente el concepto de política ha venido evolucionando desde los tiempos pre cristianos de Platón y Aristóteles, y a diario se escuchan con inusitada frecuencia conceptos que denigran de la política, emitidos por gente que pudiera muy bien desempeñarse en ese campo: “yo no me meto en política”, o “la política es sucia” o “la política es la ciencia de la mala fe”, como un mecanismo de defensa para no contaminarse con algo pecaminoso; y por otro lado el común de la gente, de manera casi generalizada a nivel mundial, dan la peor calificación a los actores políticos, considerándoles mentirosos, corruptos y cualquier otro epíteto que el amable lector pueda imaginarse, agriado todo eso con las innumerables noticias sobre juzgamientos de políticos y gobernantes por hechos de corrupción y lavado de dinero.
Pareciera entonces que el modo de gobernar dentro de ambientes de corrupción y de despilfarro, o midiendo más el costo político que los efectos que las medidas gubernamentales puedan ocasionar, deben ser sustituidos por algo que sea más retributivo, por ejemplo, al alto pago de impuestos para sostener estados ineficientes, o mayor presupuesto para educación que para armas; pero también la propia conducta de los políticos tiene que ser más transparente en cuanto a principios como la honestidad y la humildad no solamente de quienes en determinado momento ejercen funciones de gobierno, sino también de aquellos que se desempeñan en el campo opositor porque, a fin de cuentas, quienes sufren el resultado final son los propios ciudadanos, quienes nunca quedarán satisfechos con el mero cambio de las políticas para la corrección de los errores cometidos porque per se conllevan sacrificios ni complacidos con las sentencias condenatorias que puedan dictar los tribunales contra los políticos corruptos.

JALISCO NO SE RAJA
El desempeño que está desarrollando Venezuela en el Mercorsur, al que este escribidor aludió en JALISCO (Reflexiones a primeros de agosto 2016), con motivo de la toma de “facto” la Presidencia pro tempore de Mercosur, sin la aprobación previa y expresa de los Estados, es simplemente el reflejo de una conducta atípica dentro de la diplomacia, cuando el objetivo de esta ciencia es representar y velar por los intereses de un Estado y de su nación en relación a otro Estado u organismo..
El que Venezuela ande por el mundo diciendo que lo hace con el carácter presidencial del organismo regional cuando los interlocutores saben a ciencia cierta cuál es la verdadera situación dentro del organismo, y hasta públicamente se afirme que el país buscará expandir el acuerdo de libre comercio celebrado en 2009 entre Mercosur y la India (http://noticiasvenezuela.org/2016/08/20/delcy-se-reunio-en-la-india-representando-al-mercosur/), aparte de ser una farsa, es un engaño a la opinión pública a la que se hace creer que, en efecto, Venezuela ejerce tales funciones presidenciales cuando las otras partes están cuestionando esa representación, con afirmaciones como que el “[…] presidente venezolano, Nicolás Maduro, está cada vez más chiflado […] A punto de ser echado del bloque, actualmente se encuentra en conversaciones con la India en representación del mismo. Entretanto, los coordinadores de las naciones del grupo deciden el próximo martes 23 de agosto en Montevideo las medidas jurídicas contra Venezuela […]” (http://www.adndigital.com.py/venezuela-con-un-pie-afuera-negocia-por-el-mercosur/).
Podrá tratarse de una posición muy “a lo macho” (http://informe21.com/politica/venezuela-reafirma-su-presidencia-del-mercosur-y-marca-las-lineas-de-su-mandato) que recuerda al gran cantante mexicano Jorge Negrete cuando interpretaba la famosa ranchera, pero muy flaco servicio para la integración regional (http://www.lapatilla.com/site/2016/08/24/mercosur-mostro-su-profunda-fractura-cuando-socios-ignoraron-convocatoria-de-venezuela/) y, peor aún, revela lo desvalida que se encuentra la diplomacia venezolana al punto que Paraguay, en documento de 13 de agosto de 2016 ha protestado el Protocolo de Adhesión de Venezuela al MERCOSUR suscrito el 4 julio del 2006, en Caracas debido al incumplimiento por parte de aquella de las obligaciones contenidas el Tratado de Asunción y en el Protocolo de Asunción sobre el Compromiso con la Promoción y Protección de los Derechos Humanos en el MERCOSUR, Asunción 2005 y ratificado en la reciente Declaración Especial de los Presidentes de los Estados Partes y los Estados Asociados, durante la pasada cumbre celebrada en Asunción el 21 de diciembre de 2015.

ANTE TAN TERRIBLE DIAGNÓSTICO, ¿QUÉ HACER?
Quienes vivimos en Caracas constantemente somos interrogados por familiares y amigos, especialmente quienes radican en el exterior, sobre cómo aún permanecemos en la capital venezolana cuando las noticias que llegan a todas partes del mundo son aterradoras en cuanto a la delincuencia y sus daños, que el oficialismo descalifica afirmando que se trata de campañas mediáticas de la derecha internacional y otras mentecateces similares.
Como el sol no se puede tapar con un dedo, un reciente reporte de prensa (http://www.abc.es/internacional/abci-caracas-ciudad-toque-queda-201608141816_noticia.html?ns_campaign=Newsletter_730_20160815_071001&ns_mchannel=NW&ns_source=NW-730&ns_linkname=3&ns_fee=0&voctag=abc&m_i=iJBMN1VW_m%2BMQtJ0aFJiJbLcIouDpn8l4biKmexNl1axGR2i27ZSgWbhbmCY_jmYVKAvvvCnJUVJtCv%2BSnWLvPbYssZDG_hQio) cuenta que Caracas fue declarada en 2015  la urbe más peligrosa del mundo, con una tasa de 119 homicidios por cada 100.000 habitantes!; y que aparte de otros males como la falta de gas, alimentos, medicinas, la violencia e inseguridad se aceleran en Venezuela con la misma rapidez que su inflación. La criminalidad es una de las amenazas permanentes que se sufren día a día, pese a que el gobierno durante años ha intentado mantener en la clandestinidad las cifras oficiales de la violencia, pero ya es casi imposible esconder una situación tan escandalosa, al punto que, en cuanto cae la noche, en Caracas en una completa oscuridad, comienza un “toque de queda no oficial”  y las calles se vacían por miedo a la delincuencia. Por supuesto, quienes disfrutan de escoltas y guardaespaldas armados -especialmente la cúpula oficialista- tienen el riesgo reducido, aunque no quedan a salvo de que cualquiera de estos sujetos les traicionen y los vendan por unos cuantos dólares USA, la moneda de pago que es utilizada en los secuestros (http://www.lasegunda.com/movil/detallenoticia.aspx?idnoticia=1016324).
Ante tan crueles y peligrosas circunstancias, es menester hacer una pregunta: permanecer en el país o emigrar. Algunos responden con una nota romántica y dicen que se quedan porque les gusta el Ávila, o porque está la familia; o porque acá ganan el sustento que a duras penas gastan en los escasos bienes y servicios que se consiguen, pero es su país; otros, más temerosos manifiestan miedo a la aventura de abrir nuevos caminos en otros destinos y, así, puede usted, amable lector, imaginarse cualquier respuesta por muy sorprendente que le parezca, cuando lo cierto es que en Caracas cualquiera corre el riesgo de perder la vida, ser asaltado para arrebatarle el vehículo, el celular o la cartera, o secuestrado desde el instante que está fuera de su hogar, y a riesgo de que, de resultar herido, no haya ni medicinas ni hospitales que le permitan su curación.
Este escribidor, en medio de sentimientos contrapuestos, no tiene una tajante respuesta pero al menos cree que, con el consejo divino de “cuídate que yo te cuidaré”, podrá ir sorteando la situación, sin hoy atreverse a decir: me voy o me quedo…

FELICIDAD SUPREMA DEL PROCESO
Según el “Índice de miseria” publicado por Bloomberg, calculado con base a la combinación de la inflación más el desempleo de cada país,  Venezuela presenta la economía más miserable del mundo con un porcentaje de 188,2%, seguida por Bosnia -su par más cercano- con 48,97% y Sudáfrica con 32,9%. Esta misma agencia había realizado una proyección para Venezuela de 159,7% para el año 2016, pero el resultado fue mayor, mientras que los países ¨menos miserables¨ son Tailandia, Singapur y Japón (http://www.elpitazo.com/ultimas-noticias/bloomberg-venezuela-el-pais-con-la-economia-mas-miserable-del-mundo/).
Esa vergonzosa situación es producto, ni más ni menos, de las políticas aplicadas en ejercicio de la profundización del proceso y la destrucción institucional, aderezadas por ridiculeces como la creación de una vicepresidencia ministerial para atender la felicidad suprema como una fachada para hacer creer que, en medio de esas dificultades, aun se puede conseguir prosperidad y bonanza.
“Ubi pus, ibi evacua”, o sea, donde hay pus, hay que evacuarlo, como recientemente sentenció el doctor Rafael Muci-Mendoza (http://rafaelmucimendoza.com/el-unipersonal/749/elogio-del-pus/).

¿DÓNDE QUEDA LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA Y PROTAGÓNICA?
Un capitoste del régimen, ha declarado en un programa televisivo que “[…] no queremos que haya Revocatorio porque hemos sido defensores del derecho a gobernar que tiene esta corriente popular democrática electa en procesos transparentes y legítimos. El Gobierno aspira culminar este período constitucional que se inició. Estamos defendiendo lo que creemos” (http://www.eluniversal.com/noticias/politica/jaua-queremos-porque-atenta-contra-nuestro-derecho-gobernar_431675). 
Desconoce este escribidor de cual sombrero habrá sacado ese diputado  ese apestoso conejo, pero sin duda que es muestra evidente del desconocimiento de los principios de democracia participativa y protagónica que el oficialismo se empeñó en incluir en la Constitución de 1999; y con ello queda en claro que la cuestionada declaración confirma que, aunque se acabe la República, como ha dicho Pino Iturrieta, el proceso de destrucción institucional continuará conforme a la máxima de Marx y Engels comentada en otras reflexiones.



-