miércoles, 24 de agosto de 2016

REFLEXIONES A ULTIMOS DE AGOSTO 2016

A la doctora Mercedes Pulido de Briceño, ilustre pensadora venezolana. In memoriam.

INCONGRUENCIA
De acuerdo al DRAE, incongruencia significa “dicho o hecho faltos de sentido o de lógica” y es eso lo que se manifiesta cuando una alto cargo del oficialismo -cuyo nombre este escribidor prefiere omitir- desfachatadamente ha dicho (http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/321632/cne-agradece-respaldo-de-constituyentes-en-defensa-de-la-institucionalidad/) que “[…] no es aceptable, bajo ningún concepto, demoler a nuestras instituciones física y moralmente […]”, añadiendo que Esta Constitución fue lograda gracias a valores enteramente democráticos” y nació “[…]  desde el pueblo, con muchas propuestas […]”.
Y es incongruencia porque, contrariamente a lo afirmado por ese vocero, desde 1998 se va cumpliendo con el “derrumbamiento de todo el orden social tradicional”, siguiendo las enseñanzas de Marx y Engels aludidas en LA “PROFUNDIZACIÓN” DEL “PROCESO” (Reflexiones a últimos de julio 2016) y en particularmente en “LA NUEVA MODALIDAD DE ESCLAVISMO” (Reflexiones a primeros de agosto 2016), en la que este escribidor ha sostenido que la política que se ha venido aplicando no es adrede, ni producto de políticas equivocadas como lo ve la mentalidad democrática liberal, sino del plan de “profundización” del “proceso” en el que la destrucción de la sociedad de libre mercado es el objetivo final.
Todo esto ha sido confirmado por distintas razones en los últimos meses cuando se han decretado 34 aumentos salariales en 17 años, de los cuales el presente gobierno ha elevado los sueldos 14 veces y sólo en el 2016 en 3 oportunidades, facilitando la inflación al facilitar la demanda frente a la oferta; que porcentualmente equivale a más del 297% pero que no le alcanza para nada al pueblo para adquirir elementales bienes y servicios, lo cual se genera más pobreza con el deliberado propósito de someter a los económicamente más desvalidos al oprobio y sometimiento a través de los CLAP cuando, según el CENDA, la Canasta Alimentaria de julio alcanzó a Bs.228.043,96, lo que representa un asombroso incremento del 23,9% con respecto al mes anterior (http://www.elmundo.com.ve/noticias/economia/gremios/segun-el-cenda-la-canasta-alimentaria-llego-a-bs-.aspx), mientras que el PIB cayó 11,8% en el segundo trimestre de 2016, el sector petrolero decreció 2% y el de la construcción 18%, según cifras no oficiales del BCV (http://www.el-nacional.com/economia/PIB-cayo-segundo-trimestre_0_904109811.html).
El cada vez más acentuado control del sistema de justicia, y a través de éste el cerco del Poder Legislativo anulando sus actuaciones así como la burla de la ciudadanía por medio del Poder Electoral para impedir el RR16 porque hay que mantenerse en el gobierno a toda costa, son elementos que con la frecuencia con que se están llevando a cabo, aceleradamente corroen las ya disminuidas instituciones para convertirlas en simples instrumentos que conlleven a la demolición del orden social tradicional; y para completar la obra, informa  Andrés Oppenheimmer (http://www.abcdelasemana.com/2016/08/19/amenaza-en-puertas-una-crisis-de-refugiados-venezolanos/) que “[…] más de 1.5 millones de personas que han abandonado el país desde que el difunto presidente Hugo Chávez comenzó a destruir a Venezuela en 1999, según un estudio del 2014 de la Universidad Central de Venezuela”.
Por eso es incongruente escuchar que algún oficialista se pronuncie contra la destrucción de las instituciones cuando lo cierto es que la política que se aplica es precisamente demoler la institucionalidad, pese a que por ese camino, como ha dicho Elías Pino Iturrieta (http://www.opinionynoticias.com/noticiasnacional-/27271-pino-iturrieta-qla-toma-de-caracas-es-un-hecho-inedito-en-la-historia-de-venezuelaq), “[…] se nos va a acabar la República” y en ello atina puesto que el orden social tradicional dentro de un estado de derecho agoniza y, como diría una distinguida historiadora: “No es cuento, es historia”.

ALGO SOBRE GOBIERNO, POLÍTICA Y POLÍTICOS
Entre los distintos significados del verbo gobernar, se encuentra “dirigir un país o una colectividad política”, lo que se hace a través del gobierno, entendido como el órgano superior del poder ejecutivo de un Estado o de una comunidad política, constituido por el presidente y los ministros o consejeros.
Este concepto etimológico tiene sus variantes cuando se mira hacia las ciencias políticas y sociales y también cuando se trata de la política como una actividad de los que rigen los asuntos públicos; pero lo que llama la atención es que para el común de la gente el concepto de política ha venido evolucionando desde los tiempos pre cristianos de Platón y Aristóteles, y a diario se escuchan con inusitada frecuencia conceptos que denigran de la política, emitidos por gente que pudiera muy bien desempeñarse en ese campo: “yo no me meto en política”, o “la política es sucia” o “la política es la ciencia de la mala fe”, como un mecanismo de defensa para no contaminarse con algo pecaminoso; y por otro lado el común de la gente, de manera casi generalizada a nivel mundial, dan la peor calificación a los actores políticos, considerándoles mentirosos, corruptos y cualquier otro epíteto que el amable lector pueda imaginarse, agriado todo eso con las innumerables noticias sobre juzgamientos de políticos y gobernantes por hechos de corrupción y lavado de dinero.
Pareciera entonces que el modo de gobernar dentro de ambientes de corrupción y de despilfarro, o midiendo más el costo político que los efectos que las medidas gubernamentales puedan ocasionar, deben ser sustituidos por algo que sea más retributivo, por ejemplo, al alto pago de impuestos para sostener estados ineficientes, o mayor presupuesto para educación que para armas; pero también la propia conducta de los políticos tiene que ser más transparente en cuanto a principios como la honestidad y la humildad no solamente de quienes en determinado momento ejercen funciones de gobierno, sino también de aquellos que se desempeñan en el campo opositor porque, a fin de cuentas, quienes sufren el resultado final son los propios ciudadanos, quienes nunca quedarán satisfechos con el mero cambio de las políticas para la corrección de los errores cometidos porque per se conllevan sacrificios ni complacidos con las sentencias condenatorias que puedan dictar los tribunales contra los políticos corruptos.

JALISCO NO SE RAJA
El desempeño que está desarrollando Venezuela en el Mercorsur, al que este escribidor aludió en JALISCO (Reflexiones a primeros de agosto 2016), con motivo de la toma de “facto” la Presidencia pro tempore de Mercosur, sin la aprobación previa y expresa de los Estados, es simplemente el reflejo de una conducta atípica dentro de la diplomacia, cuando el objetivo de esta ciencia es representar y velar por los intereses de un Estado y de su nación en relación a otro Estado u organismo..
El que Venezuela ande por el mundo diciendo que lo hace con el carácter presidencial del organismo regional cuando los interlocutores saben a ciencia cierta cuál es la verdadera situación dentro del organismo, y hasta públicamente se afirme que el país buscará expandir el acuerdo de libre comercio celebrado en 2009 entre Mercosur y la India (http://noticiasvenezuela.org/2016/08/20/delcy-se-reunio-en-la-india-representando-al-mercosur/), aparte de ser una farsa, es un engaño a la opinión pública a la que se hace creer que, en efecto, Venezuela ejerce tales funciones presidenciales cuando las otras partes están cuestionando esa representación, con afirmaciones como que el “[…] presidente venezolano, Nicolás Maduro, está cada vez más chiflado […] A punto de ser echado del bloque, actualmente se encuentra en conversaciones con la India en representación del mismo. Entretanto, los coordinadores de las naciones del grupo deciden el próximo martes 23 de agosto en Montevideo las medidas jurídicas contra Venezuela […]” (http://www.adndigital.com.py/venezuela-con-un-pie-afuera-negocia-por-el-mercosur/).
Podrá tratarse de una posición muy “a lo macho” (http://informe21.com/politica/venezuela-reafirma-su-presidencia-del-mercosur-y-marca-las-lineas-de-su-mandato) que recuerda al gran cantante mexicano Jorge Negrete cuando interpretaba la famosa ranchera, pero muy flaco servicio para la integración regional (http://www.lapatilla.com/site/2016/08/24/mercosur-mostro-su-profunda-fractura-cuando-socios-ignoraron-convocatoria-de-venezuela/) y, peor aún, revela lo desvalida que se encuentra la diplomacia venezolana al punto que Paraguay, en documento de 13 de agosto de 2016 ha protestado el Protocolo de Adhesión de Venezuela al MERCOSUR suscrito el 4 julio del 2006, en Caracas debido al incumplimiento por parte de aquella de las obligaciones contenidas el Tratado de Asunción y en el Protocolo de Asunción sobre el Compromiso con la Promoción y Protección de los Derechos Humanos en el MERCOSUR, Asunción 2005 y ratificado en la reciente Declaración Especial de los Presidentes de los Estados Partes y los Estados Asociados, durante la pasada cumbre celebrada en Asunción el 21 de diciembre de 2015.

ANTE TAN TERRIBLE DIAGNÓSTICO, ¿QUÉ HACER?
Quienes vivimos en Caracas constantemente somos interrogados por familiares y amigos, especialmente quienes radican en el exterior, sobre cómo aún permanecemos en la capital venezolana cuando las noticias que llegan a todas partes del mundo son aterradoras en cuanto a la delincuencia y sus daños, que el oficialismo descalifica afirmando que se trata de campañas mediáticas de la derecha internacional y otras mentecateces similares.
Como el sol no se puede tapar con un dedo, un reciente reporte de prensa (http://www.abc.es/internacional/abci-caracas-ciudad-toque-queda-201608141816_noticia.html?ns_campaign=Newsletter_730_20160815_071001&ns_mchannel=NW&ns_source=NW-730&ns_linkname=3&ns_fee=0&voctag=abc&m_i=iJBMN1VW_m%2BMQtJ0aFJiJbLcIouDpn8l4biKmexNl1axGR2i27ZSgWbhbmCY_jmYVKAvvvCnJUVJtCv%2BSnWLvPbYssZDG_hQio) cuenta que Caracas fue declarada en 2015  la urbe más peligrosa del mundo, con una tasa de 119 homicidios por cada 100.000 habitantes!; y que aparte de otros males como la falta de gas, alimentos, medicinas, la violencia e inseguridad se aceleran en Venezuela con la misma rapidez que su inflación. La criminalidad es una de las amenazas permanentes que se sufren día a día, pese a que el gobierno durante años ha intentado mantener en la clandestinidad las cifras oficiales de la violencia, pero ya es casi imposible esconder una situación tan escandalosa, al punto que, en cuanto cae la noche, en Caracas en una completa oscuridad, comienza un “toque de queda no oficial”  y las calles se vacían por miedo a la delincuencia. Por supuesto, quienes disfrutan de escoltas y guardaespaldas armados -especialmente la cúpula oficialista- tienen el riesgo reducido, aunque no quedan a salvo de que cualquiera de estos sujetos les traicionen y los vendan por unos cuantos dólares USA, la moneda de pago que es utilizada en los secuestros (http://www.lasegunda.com/movil/detallenoticia.aspx?idnoticia=1016324).
Ante tan crueles y peligrosas circunstancias, es menester hacer una pregunta: permanecer en el país o emigrar. Algunos responden con una nota romántica y dicen que se quedan porque les gusta el Ávila, o porque está la familia; o porque acá ganan el sustento que a duras penas gastan en los escasos bienes y servicios que se consiguen, pero es su país; otros, más temerosos manifiestan miedo a la aventura de abrir nuevos caminos en otros destinos y, así, puede usted, amable lector, imaginarse cualquier respuesta por muy sorprendente que le parezca, cuando lo cierto es que en Caracas cualquiera corre el riesgo de perder la vida, ser asaltado para arrebatarle el vehículo, el celular o la cartera, o secuestrado desde el instante que está fuera de su hogar, y a riesgo de que, de resultar herido, no haya ni medicinas ni hospitales que le permitan su curación.
Este escribidor, en medio de sentimientos contrapuestos, no tiene una tajante respuesta pero al menos cree que, con el consejo divino de “cuídate que yo te cuidaré”, podrá ir sorteando la situación, sin hoy atreverse a decir: me voy o me quedo…

FELICIDAD SUPREMA DEL PROCESO
Según el “Índice de miseria” publicado por Bloomberg, calculado con base a la combinación de la inflación más el desempleo de cada país,  Venezuela presenta la economía más miserable del mundo con un porcentaje de 188,2%, seguida por Bosnia -su par más cercano- con 48,97% y Sudáfrica con 32,9%. Esta misma agencia había realizado una proyección para Venezuela de 159,7% para el año 2016, pero el resultado fue mayor, mientras que los países ¨menos miserables¨ son Tailandia, Singapur y Japón (http://www.elpitazo.com/ultimas-noticias/bloomberg-venezuela-el-pais-con-la-economia-mas-miserable-del-mundo/).
Esa vergonzosa situación es producto, ni más ni menos, de las políticas aplicadas en ejercicio de la profundización del proceso y la destrucción institucional, aderezadas por ridiculeces como la creación de una vicepresidencia ministerial para atender la felicidad suprema como una fachada para hacer creer que, en medio de esas dificultades, aun se puede conseguir prosperidad y bonanza.
“Ubi pus, ibi evacua”, o sea, donde hay pus, hay que evacuarlo, como recientemente sentenció el doctor Rafael Muci-Mendoza (http://rafaelmucimendoza.com/el-unipersonal/749/elogio-del-pus/).

¿DÓNDE QUEDA LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA Y PROTAGÓNICA?
Un capitoste del régimen, ha declarado en un programa televisivo que “[…] no queremos que haya Revocatorio porque hemos sido defensores del derecho a gobernar que tiene esta corriente popular democrática electa en procesos transparentes y legítimos. El Gobierno aspira culminar este período constitucional que se inició. Estamos defendiendo lo que creemos” (http://www.eluniversal.com/noticias/politica/jaua-queremos-porque-atenta-contra-nuestro-derecho-gobernar_431675). 
Desconoce este escribidor de cual sombrero habrá sacado ese diputado  ese apestoso conejo, pero sin duda que es muestra evidente del desconocimiento de los principios de democracia participativa y protagónica que el oficialismo se empeñó en incluir en la Constitución de 1999; y con ello queda en claro que la cuestionada declaración confirma que, aunque se acabe la República, como ha dicho Pino Iturrieta, el proceso de destrucción institucional continuará conforme a la máxima de Marx y Engels comentada en otras reflexiones.



-           

viernes, 5 de agosto de 2016

REFLEXIONES A PRIMEROS DE AGOSTO 2016

JALISCO
El folklore mexicano, a través de sus contagiosas rancheras, ha acostumbrado a una frase que perdura en lo más profundo del hispanoamericanismo  y es que  “Jalisco nunca pierde, y si pierde arrebata”” para lograr sus propósitos de  llevarse siempre el premio.
Y es eso lo que ha sucedido con la Presidencia pro tempore del Mercosur. Si bien no existe, como afirma Venezuela y taimadamente Uruguay apoya y el boliviano alienta, una norma en los tratados del organismo multilateral que someta la rotación de la Presidencia a una votación previa, sino que es automática, lo cierto es que durante su existencia cada rotación ha sido presidida por una votación de los miembros del organismo.
Independientemente de que en el pasado ya ha sucedido que, por determinadas circunstancias, no se ha producido el cambio porque en alguno de los países no estaban dadas las circunstancias exigidas por los miembros, es razonable que esta rotación no se efectúe  automáticamente porque los otros estados tienen todo el derecho de verificar si, antes de que aquel estado a quien corresponda la asunción de la Presidencia, hay las condiciones de democracia y de gobernabilidad que exigen tanto el Tratado de Asunción como el Protocolo de Ouro Prieto.
Los medios (http://informe21.com/politica/venezuela-asume-la-presidencia-del-mercosur) dan cuenta de que Venezuela  ha asumido de “facto” la Presidencia pro tempore de Mercosur, sin la aprobación previa de los Estados miembros manifestada en una reunión de los miembros, y pese a la manifiesta oposición de Brasil y Paraguay, con lo cual ha introducido una nueva modalidad en la diplomacia, la de Jalisco.
Ahora, habrá que sentarse a esperar si esta actitud va a consolidar la unión suramericana o si, por el contrario, pondrá fin a una experiencia de años en materia de unión de distintos Estados en búsqueda de fines comunes.

EL TALENTO ÍMPROBO Y LA ADULANCIA
“[…] Cipriano Castro pasó a ser dueño y señor del poder absoluto, en una sociedad en la cual los poetas le dedican sus libros y los jóvenes ensayistas que constituían la nueva generación de pensadores positivistas, colaboraban en las páginas de El Constitucional, vocero oficial del gobierno […] bajo la batuta soez de Gumersindo Rivas”.
Carlos J. Sarmiento Sosa
EL DESEMPEÑO DEL SISTEMA JUDICIAL VENEZOLANO EN EL MARCO HISTÓRICO 1810-2010. EJV, abril 2015.
amazon.com/barnesandnoble.com
En las autocracias es común ver a ciertos intelectuales, cual dóciles juglares y bufones de la Corte, arrastrándose a los pies del mandón de turno y sus segundones, y complacerlos con loas y biografías grandilocuentes con el deliberado propósito de obtener beneficios, o simplemente por el enfermizo placer de rendir exagerado culto a los objetos de su inmensa alabanza.
El párrafo que se transcribe parcialmente en el epígrafe narra la conducta de poetas y ensayistas durante el mandato de Cipriano Castro a principios del siglo XX, cuando se desvivían por alabar a El Cabito en el periódico oficialista que dirigía un adulante de profesión; y viene todo esto a colación con motivo de una cuña publicitaria en la que un sedicente intelectual “[…] de cuyo nombre no quiero acordarme […]” hace alarde de su lealtad hacia el gobierno declarándose defensor de la “revolución” certificando estadísticas relacionadas con un supuesto creciente número de estudiantes que cursan en las escuelas y también con la inigualable calidad de vida actual del venezolano.
Como cada uno es libre de hacer lo que le plazca, este adulador,  otrora galardonado con el Premio Nacional de Literatura, está en su derecho de expresar su deleite por el régimen o por quienes lo representan, o por cualquier otro asunto, de viva voz o hasta lamiendo las botas del lisonjeado; pero lo que es reprochable es que, con el deliberado propósito de confundir, en la cuña publicitaria donde participa, concluye con una odiosa pregunta que, parafraseada, sería así:
¿Será por tantos logros que quieren derrocar al gobierno?
Si se lee detenidamente, amable lector, verá el cinismo de este intrigante sujeto en su desaforado y lisonjero afán gobiernero, y cómo torticeramente intenta descalificar a la oposición. En efecto, salvo desquiciados extremistas de salón, los opositores solamente han exigido la aplicación de un mecanismo consagrado en la Constitución de 1999 -el referéndum revocatorio- como es público y notorio.
Siendo esto así, la despreciable conducta de ese chupamedias es injustificable porque simple y llanamente además de mentir, tiende a crear un ambiente de confrontación cuando lo que está en juego es un simple ejercicio democrático.
Razón tenía El Libertador cuando el 8 de octubre de 1828 escribió desde Bogotá al general Francisco Carabaño:
Los hombres de luces y honrados son los que debieran  fijar la opinión pública. El talento sin probidad es un azote. Los intrigantes corrompen los pueblos, desprestigiando la autoridad. Ellos buscan la anarquía, la confusión, el caos y se gozan en hacer perder a los pueblos la inocencia de sus costumbres honestas y pacíficas”.

¡DIVORCIADAS A TRABAJAR!
Informan los medios (http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-07-26/divorciada-ponte-a-trabajar-busca-trabajo-juez-reglas_1237657/) que un juez ha sentado jurisprudencia en el Reino Unido cuando en un juicio de divorcio, al darle la razón al marido, le ha dicho a la cónyuge:
El mundo del trabajo tiene posibilidades infinitas. Un gran número de mujeres con hijos lo consiguen cada día, y eso es lo que debería hacer […] No creo que sus hijas vayan a sufrir porque ella trabaje, eso les dará un buen modelo de comportamiento. Deniego también las otras razones que da, sobre sus responsabilidades con los animales, los árboles o la limpieza. La señora […] no ha hecho ningún esfuerzo para buscar trabajo o poner al día sus habilidades porque ha dado por hecho que sería mantenida de por vida. Es esencial que empiece a trabajar ya”.
La sentencia ha saltado a las primeras páginas porque, a pesar de que otro juez británico sentenció que las mujeres con hijos mayores de siete años deberían trabajar para vivir, surge la problemática que gira alrededor del cuido de los hijos mientras las madres divorciadas trabajan, o las dificultades para conseguir trabajos dignos, o de conseguirlos, se trate de empleos poco remunerativos o, en fin, a múltiples factores.
Pero lo cierto es que esa habitual práctica de que los jueces imponían a los ex maridos la obligación de proteger a sus ex mujeres como al cónyuge económicamente más débil ya no parece justa, sobre todo si los hijos son mayores, o si ellas poseen medios económicos suficientes para el sustento propio, como en el caso que ha dado origen a estos comentarios, puesto que la dama había recibido su participación al liquidarse la comunidad conyugal. “La pensión por divorcio ha dejado de ser un vale gratis para toda la vida”, ha dicho una abogada de familia, mientras que otra ha rematado con toda claridad:
En las implicaciones financieras del divorcio el péndulo ha oscilado claramente a favor de las mujeres, pero ahora parece estar moviéndose en sentido contrario”.
Si fuera cierta esta afirmación, vale la pena leer el mensaje que dio una periodista, Linda Kelsey, que escribe para '”The Telegraph”  a la divorciada que el juez le dijo que era esencial que empezara a laborar:
“[…] No te amilanes y consigue un trabajo. Estarás mucho mejor. En lo financiero, quizá solo un poco. En términos de respeto por ti misma, inconmensurablemente mejor”.

SOBRE LOS MAGISTRADOS
            Dentro de los innumerables casos de corrupción, ha surgido últimamente uno en los medios (http://runrun.es/runrunes-de-bocaranda/runrunes/272466/los-runrunes-de-bocaranda-de-hoy-28-07-2016.html) que llama la curiosidad por la persona a quien se imputan unos hechos de corrupción.
Según parece, la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional ha recibido una denuncia presentada por una sociedad mercantil de la industria de la construcción contra un ex magistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), a quien acusa de presuntamente hacerse propietario de 14 apartamentos en un edificio en una prestigiosa zona urbana caraqueña a través de un familiar, valiéndose para ello del forjamiento de documentos en una Notaría del Estado Miranda y de otras empresas de amigos y familiares del distinguido jurista.
 Sin dudas que el caso aparenta ser de gran envergadura porque se supone que quien ha ejercido la magistratura es alguien que cumplió con los estrictos  requisitos exigidos por la Constitución de 1999 y la Ley Orgánica del TSJ, tales como ser venezolano por nacimiento y no poseer otra nacionalidad, ser ciudadano de reconocida honorabilidad, jurista de reconocida competencia, gozar de buena reputación, haber ejercido la abogacía durante un mínimo de 15  años y tener título universitario de postgrado en materia jurídica; o haber sido profesor universitario durante un mínimo de 15 años y tener la categoría de profesor titular; o ser o haber sido juez superior con un mínimo de 15 años  y  reconocido prestigio en el desempeño de sus funciones.
Por supuesto, tan rígidos requisitos finalmente son vulnerables cuando la mala fe o el juego político interesado se proponen simplemente colocar a un sumiso personaje en la alta esfera judicial, al punto que se pueden conseguir doctorados en universidades de última categoría y fabricar los famosos currículos de vida partiendo de aquel viejo dicho según el cual “el papel aguanta todo”, con lo cual no extraña que alguien, sin verdaderas credenciales, pueda acceder a la magistratura.
No se sabe en qué terminará la averiguación contra el presunto magistrado-delincuente; pero merece recordar que la Constitución de 1961, siguiendo la tradición constitucional, solamente exigía para ser magistrado que se tratara de un abogado venezolano por nacimiento y mayor de 30 años, delegando en el legislador la potestad de exigir algunas condiciones como el ejercicio de la profesión, de la judicatura o del profesorado universitario en materia jurídica por determinado tiempo; y, durante la vigencia de esa carta magna, ilustres juristas ejercieron tales funciones con sapiencia y honradez por lo que, pese al tiempo transcurrido, su memoria es recordada con respeto y admiración, e invocada como ejemplo de lo que debe ser un magistrado. Por supuesto, también los hubo de bajo calibre, pero esos se convirtieron en polvo bajo el inclemente peso del  manto de la historia.

SANDECES
Informan los medios (http://politica.elpais.com/politica/2016/07/26/actualidad/1469533262_987049.html) que un ferviente seguidor del Coletas y que funge a la vez de dirigente de la formación política a la que pertenecen, ha afirmado que el sistema –que no es otro que el libre mercado- es la que empuja a "la gente humilde" a contratar a lo que se conoce como economía sumergida, es decir, el mercado negro de trabajo que recibe salarios por debajo de lo que normalmente se pagaría y, a la vez, el contratante no da cumplimiento a las obligaciones con la seguridad social.
El asunto ha saltado a la palestra porque el individuo tuvo durante más un año un asistente que le prestara servicios sin contrato ni seguridad social; y, en lugar de limitarse a aceptarlo, como lo hizo al reconocer que no hizo "las cosas bien", cínicamente inventó una tesis según la cual es injustificable apelar a la economía sumergida si uno está en una buena situación económica, pero que hay millones de familias que pueden hacerlo porque no les queda otra opción, aun a sabiendas de que están haciéndolo mal.
Claro, el tío es de izquierdas y por tanto lo que ha dicho suena a música celestial en los oídos de los populistas, marxistas y demás yerbas de la misma especie, por lo que puede darse el lujo de decir tantas o peores sandeces como la comentada, que siempre recibirán con alborozo.

LA NUEVA MODALIDAD DE ESCLAVISMO
Como expresaba en "LA “PROFUNDIZACIÓN” DEL “PROCESO” (Reflexiones a últimos de julio 2016), la política destinada al “derrumbamiento de todo el orden social tradicional” no es adrede, ni producto de políticas equivocadas como lo ve la mentalidad democrática liberal, sino del plan de “profundización” del “proceso” en el que la destrucción de la sociedad de libre mercado es el objetivo final.
Pues bien, dentro de ese mismo orden de ideas, una reciente resolución gubernamental establece “[…] un régimen laboral transitorio, de carácter obligatorio y estratégico para todas las entidades de trabajo del país públicas, privadas, de propiedad social y mixtas, que contribuya con el reimpulso productivo del sector agroalimentario, estableciendo mecanismo de inserción temporal de trabajadores y trabajadoras en aquellas entidades objeto de medidas especiales implementadas para fortalecer su producción nacional”.
 Según la resolución, el gobierno nacional ahora puede decidir “insertar temporalmente” trabajadores de una empresa en otra que esté en proceso de reactivación productiva del sector agroalimentario.
Se trata de un sistema obligatorio de movilización de trabajadores de una empresa a otra en la cual la voluntad del trabajador no es tomada en cuenta y, además, nadie puede negarse a cambiar de empleador, pues no corresponde ni a éste ni al empleado decidir al respecto.
Lo más impactante de la resolución es que, al tratarse de un trabajo forzoso u obligatorio, viola no solo de principios constitucionales sino también de las normas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), definido como aquel  trabajo o servicio “[…] exigido a un individuo bajo la amenaza de una pena cualquiera y para el cual dicho individuo no se ofrece voluntariamente”. Esto no es más que el regreso a las inhumanas formas de trabajo en los tiempos de la esclavitud.
Pero como decía este escribidor, no son “palos de ciego”, son pasos firmes en el camino de la destrucción del libre mercado aunque la resolución en comento no va a funcionar por inoperante e insensata y, además, porque ni empresas ni trabajadores van a acatarla acogiéndose a la desobediencia civil. Entretanto, la caída de la producción se profundiza, la escasez, la inflación y el resto de males creados por la economía dirigida se incrementan con lo cual se fomenta el ambiente del caos, crisis y pobreza  en busca de la dominación. El mamotreto llamado Plan de la Patria, siguiendo las líneas trazadas en su día por Marx y Engels lo dice con claridad al expresar que “[…] nosotros estamos obligados a traspasar la barrera del no retorno, a hacer irreversible el tránsito hacia el socialismo […]”; y un alto jerarca oficialista (http://informe21.com/politica/cabello-seguiremos-tomando-empresas-y-una-grandota-nos-esta-provocando) lo ha reconfirmado:
“[…] aquí va a gobernar la revolución hasta que se acabe el petróleo".

sábado, 23 de julio de 2016

REFLEXIONES A ULTIMOS DE JULIO 2016

LA “PROFUNDIZACIÓN” DEL “PROCESO”
“[…] la virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de la miseria.
Winston Churchill.
En el artículo ORDEN, CAOS, CRISIS, POBREZA Y DOMINACION (Boletín 283  AIPOP 27 de junio de 2016) expresaba este escribidor que el caos es la vía para el “derrumbamiento de todo el orden social tradicional”, como sugiere  el Manifiesto Comunista de Carlos Marx y Federico Engels.
Agregaba que ese llamado de estos “demodés” pensadores  ha sido aplicado  en Venezuela desde 1999, y se manifiesta a través de  las políticas económicas, con lo que han creado un caos en la sociedad dando paso a la crisis humanitaria, declarada por la Asamblea Nacional; y ambos escenarios, caos y crisis, han abonado el terreno para que surjan el vandalismo y el pillaje, lo que conduce a la pobreza y, finalmente, tiene como objetivo la dominación de la sociedad, sobre la que se pretendería construir un nuevo orden social tradicional en el que los pobres tendrían que seguir siendo pobres.
Resulta que todas esas acciones -que quienes pensamos como demócratas liberales consideramos erradas o absurdas- forman parte “[… del plan de  destrucción diaria que vivimos y sufrimos, el desabastecimiento, las colas etc. las percibimos como una “derrota del socialismo”, pero en su mentalidad, ellos creen estar ganando al destruir el modelo anterior y las colas, el desabastecimiento etc. no son otra cosa que las consecuencias lógicas de la transición al modelo socialista”, como expresa Thays Peñalver (http://www.notiminuto.com/noticia/cuanto-falta-para-salir-de-esta-pesadilla/).
En efecto, el que una humilde mujer resuelva vender sus escasas pertenencias para poder comer (http://www.lapatilla.com/site/2016/07/09/en-medio-del-hambre-en-venezuela-la-gente-lo-vende-todo/); el que algunos seminaristas fueran robados, golpeados y desnudados (http://www.el-nacional.com/sociedad/Seminaristas-robados-golpeados-desnudados-colectivos_0_876512649.html); el que cientos de miles de venezolanos se encierren en sus casas apenas comienza a oscurecer, y otros tantos emigren a lejanas tierras (http://www.el-nacional.com/thays_penalver/alcance_0_580142163.html), no son hechos aislados sino que forman parte de las políticas públicas destinadas a consolidar el modelo de economía dirigida, en lo cual el desorden, el caos, la crisis y la pobreza facilitan la dominación que es fundamental para la sobrevivencia de ese rígido sistema económico.
Todo eso se complementa con inflación, la principal razón de la pérdida del poder adquisitivo y que está conduciendo a la puerta de una hiperinflación, donde algunos analistas estiman que superará el 700 % en el 2016, aunada a la escasez de adquirir algunos alimentos y medicinas o cualquier producto necesario (http://www.lapatilla.com/site/2016/07/09/el-92-de-los-venezolanos-no-tiene-capacidad-de-compra-para-adquirir-la-cesta-basica/) al punto que miles de personas llegaron a cruzar la frontera colombo-venezolana para comprar productos básicos (http://efectococuyo.com/principales/venezolanos-desbordaron-puentes-y-calles-para-comprar-comida-y-medicinas-en-cucuta).
El control estatal de medios de producción y la política de toma de tierras privadas, las empresas productoras de agroquímicos, procesadoras de alimentos, agroindustrias, pesqueras, centrales azucareros, cemento, acero, aluminio, parcialmente o totalmente paralizadas, reduciendo su capacidad de producir son parte de las políticas públicas implementadas y las verdaderas responsables de la perdida de la capacidad de compra para las familias venezolanas y sus crecientes limitaciones para alimentarse o adquirir cualquier producto necesario en sus quehaceres familiares.
Pues bien, todo eso no es adrede, ni producto de políticas equivocadas como lo ve la mentalidad democrática liberal, sino del plan de “profundización” del “proceso” en el que la destrucción de la sociedad de libre mercado es el objetivo final, lo que confirma Ricardo Hausmann (http://prodavinci.com/2016/07/14/actualidad/como-resolver-la-crisis-de-abastecimiento-en-venezuela-por-ricardo-hausmann/):
 “La crisis que vive Venezuela […] Es un desastre artificial, obra de un gobierno que ha querido sustituir a la sociedad […]”.

UNA VÍCTIMA DE LOS “PAPELES DE PANAMÁ”
Informan los medios (http://www.lapatilla.com/site/2016/07/09/detienen-a-representante-de-mossack-fonseca-en-venezuela-por-caso-papeles-de-panama/) que una abogada venezolana fue detenida en Venezuela, acusada de captar clientes en el país para el estudio jurídico panameño vinculado al caso “Papeles de Panamá”, será juzgada por el delito de captación indebida; y, mientras dure su juicio, permanecerá privada de libertad con sus cuentas bancarias congeladas.
No conoce este escribidor a la colega, de manera que lo que va a expresar son meras ideas objetivas, relativas al ejercicio profesional de la abogacía, partiendo del supuesto de que la acusada realmente era corresponsal o representante del bufete panameño, especializado, entre otras actividades, en la constitución de sociedades offshore en distintos lugares, algunos de ellos conocidos como paraísos fiscales, lo que hace suponer que la abogada, en Venezuela, ofrecía los servicios profesionales de la firma panameña a potenciales clientes, y probablemente recibiría alguna retribución económica.
La Ley de Abogados no contempla un delito como el que se le imputa a la indiciada porque para ejercer la profesión, hay que contar con  clientes y, para tenerlos, hay que captarlos. Solamente, en las normas deontológicas del abogado se considera contrario a la ética profesional el que un abogado tenga “agentes” o “corredores” para que le promocionen y “pesquen” clientes; pero no prohíbe que un abogado en Venezuela sea representante de un bufete extranjero, pues varios los hay en el país y por eso no incurren en delitos, de manera que pareciera que, bajo la Ley de Abogados no puede encauzarse a esa abogada por captación indebida.    
En la regulación penal venezolana, la intermediación financiera ilícita requiere dos acciones: de un lado, la captación de recursos; y del otro,  la colocación de los referidos recursos a través de cualquiera de los instrumentos financieros, lo que no ha sucedido en el caso expuesto, ya que la abogada lo que hacía era captar clientes, no recursos o capitales para luego colocarlos en instrumentos financieros.
Por consiguiente, pareciera que el delito imputado a la colega de marras carece de fundamento puesto lo que ella hacía era ejercer la abogacía.   
¿O será que todo este tinglado ha sido organizado por alguien interesado en deshacerse de los “Panama papers” que estarían -perdón, estaban- en los archivos de la abogada?.

LA IMPLORACIÓN DEL PERDÓN PÚBLICO
Desde hace algún tiempo, se ha venido desarrollando la noble costumbre de pedir perdón público por las faltas cometidas contra la humanidad por los antepasados; y un ejemplo ha sido el de la Iglesia católica, a través de su máximo jerarca, cuando pidió perdón  por los desafueros cometidos durante siglos por la Santa Inquisición.
Pero esa imploración, debe tener límites y no puede ser utilizada como la excusa de un gobernante por algún disparate cometido, so riesgo de sufrir tal desgaste que llegue a los extremos de posiciones ridículas y degradantes, y hasta cínicas; y tal es el caso del Presidente Peña-Nieto, de México, quien durante su mandato adquirió una lujosísima mansión por US$ 7 millones, lo que ocasionó una crítica generalizada porque la negociación se hizo con un contratista del gobierno (http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-36833655).
Resulta que ahora, y con motivo de una legislación anti corrupción, el mandatario mexicano ha dicho a los mexicanos que "Con toda humildad les pido perdón, les reitero mi sincera y profunda disculpa por el agravio e indignación que causé", agregando que la adquisición de la llamada "Casa Blanca" afectó “la confianza del pueblo en la Presidencia”, cuando resulta que en el momento en que se denunció la dudosa negociación tanto él como su esposa expusieron numerosas y desconcertantes excusas para justificar la compra.
Como se ve, quien vaya a pedir excusas públicas debe ser muy cuidadoso en su exposición, revelando un sincero arrepentimiento, y no buscando una justificación a lo injustificable.
También hay que tener cuidado con los motivos para implorar misericordia. Si no, vea usted lector que algunos están pidiendo que España pida perdón por la toma de Granada, en 1492, alegando que se trató de un genocidio contra el pueblo andaluz (http://www.mediterraneodigital.com/identitarios/ultimas-noticias-identitarios/identitarios-1/las-bases-de-podemos-exigen-a-espana-que-pida-perdon-a-los-musulmanes-por-la-toma-de-granada.html); y de seguir con tales pretensiones, pronto alguien exigirá a otro que pida perdón por la toma de la Bastilla, o quien sabe Dios por cual otro hecho histórico transcendente.

MUERTE Y RESURRECIÓN DE LOS MAGISTRADOS “EXPRESS
La Asamblea Nacional (AN) dejó sin efecto la designación de 13 magistrados principales y 21 suplentes del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) con base en un informe parlamentario preparado por la Comisión Especial para el Rescate de la Institucionalidad del Tribunal Supremo de Justicia en el que se detallan los vicios incurridos por el ente legislativo en  el proceso de designación en diciembre de 2015.
Como se observa, la AN no ha destituido a los magistrados, porque la destitución implica el juzgamiento de los magistrados a través de un proceso previsto en la Constitución de 1999 en el que se permite el derecho de defensa al sometido al enjuiciamiento, mientras que lo que hizo la AN al sancionar el informe parlamentario el 14 de julio fue dejar sin efecto esas designaciones, por haberse incurrido en las graves violaciones constitucionales constatadas por la mencionada comisión especial; y ese “dejar sin efecto” se fundamenta en el principio de auto tutela administrativa según el cual la administración puede enmendar sus propios errores, que fue lo que hizo la AN al declarar que las designaciones de magistrados que fueron efectuadas no pueden considerarse actos válidos y existentes porque en el proceso se cometieron graves violaciones, como dijo un diputado al afirmar que “cualquier jurista recién graduado en cualquier parte del mundo […] se dará cuenta de la aberración jurídica y fraude constitucional” de esas designaciones(http://www.lapatilla.com/site/2016/07/15/informe-de-la-an-sobre-la-anulacion-de-designacion-de-magistrados-del-tsj-sera-enviado-a-oea/).
Como era de esperarse, el 19 de julio la Sala Constitucional del TSJ anuló  la desafectación de los magistrados “express” aprobada por la AN por “[…] por carecer de validez, existencia y eficacia jurídica” y aprovechó para anunciar que continuará prestando sumisamente sus servicios al Poder Ejecutivo al pedirle a la AN que “[…] respete cabalmente el orden dispuesto en la Constitución […], cuya vigencia y eficacia, ante estos actos que constituyen en definitiva evidentes desviaciones de poder y fraudes constitucionales, será protegida de manera irrestricta por este Máximo Tribunal de la República, en tutela del Pueblo venezolano y de los intereses de la Nación”.
Para la AN tampoco ha sido una sorpresa y, de hecho, ha reaccionado sosteniendo que la decisión no tiene las firmas requeridas y, por eso, no es sentencia sino un documento que carece de fuerza vinculante porque las decisiones se toman por mayoría absoluta: Si son 7 magistrados, la mayoría es con 5 integrantes. La sentencia aparente solo tiene 4 firmas, porque los magistrados “express”, es decir, los cuestionados por su ilegal designación, "[…] no asistieron por motivos justificados".
La historia podría no haber terminado.  Los Tribunales Disciplinarios de los Colegios de Abogados y sus respectivos fiscales podrían salir  de su modorra y aprestarse a procesar conforme a las normas de la ética profesional del abogado a quienes, sin tener las credenciales y en conocimiento del fraudulento proceso de sus designaciones, tuvieron la osadía de usurpar las elevadas posiciones de magistrados del TSJ.

LA REVOLUCIÓN A PASO DE VENCEDORES
Un representante del oficialismo ha dicho que “[…] en el pasado tomamos algunas medidas como expropiación de algunas empresas que, lamentablemente, o no las hicimos productivas o incluso fracasaron en nuestras manos" (http://www.elmundo.com.ve/noticias/economia/politicas-publicas/bernal-admitio-que-las-expropiaciones-fracasaron.aspx#ixzz4Ett83q2q).
No extrañaría amable lector, que usted, con una nota de cinismo le  replicara al declarante con ese refrán típico –“tarde piaste, pajarito”- para reprocharle que el reconocimiento de sus malas acciones en política económica es tardío, pero lo haría así porque usted razona desde la óptica del ciudadano que cree en el libre mercado; pero si, por el contrario, usted analiza la frase concienzudamente, se dará cuenta de que toda esa retahíla de palabras son la expresión de un falso arrepentimiento, puesto que verdaderamente son meras manifestaciones de triunfo por el abatimiento del libre mercado que es lo que persigue la economía dirigida y los controles que ésta promueve. En ese caso, usted tendría que felicitarle porque si en algo ha sido eficiente el “proceso”, es en hacer de la expropiación un instrumento para fomentar el caos, la crisis y la pobreza como vías para alcanzar “[…] el derrumbamiento de todo el orden social tradicional” aconsejado por el “Manifiesto comunista”.
Para que no quede duda, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que Venezuela será el país con el peor desempeño del mundo, con una contracción prevista de 10% este año y una inflación que superaría 700%!. (http://sumarium.com/fmi-preve-que-el-pib-de-venezuela-cerrara-2016-con-caida-de-10/).
Parece que queda claro.

PELIGROSA CONTRATACIÓN DE CRÉDITOS EXTERNOS
Informan los medios (http://www.lapatilla.com/site/2016/07/20/golpe-parlamentario-tsj-permite-al-bcv-suscribir-prestamos-sin-autorizacion-de-la-asamblea-nacional/) que la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (SC-TSJ) autorizó el 20 de julio al Banco Central de Venezuela (BCV) a suscribir préstamos con el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR), sin necesidad de contar con la aprobación de la Asamblea Nacional, alegando que “[…] el Banco Central (BCV) es una persona jurídica dotada de autonomía para el ejercicio de sus atribuciones con eficiencia […]”, lo cual es de “[…] especial interés en el marco del estado de emergencia económica actualmente en vigor”, por lo que “[…] el control previo de la Asamblea Nacional transgrediría la autonomía constitucional del Banco Central de Venezuela”.
No va este escribidor a fastidiar al amable lector con tediosos argumentos jurídicos sobre el fallo porque, como era de esperarse, su contenido ha sido favorable a los intereses del Ejecutivo Nacional, lo nada extraña cuando 17 sentencias anteriores han sido contra las decisiones de las AN y, por ende, en beneficio del Ejecutivo al que sirven los magistrados de la SC_TSJ.
Se trata de poner de manifiesto que la decisión se ha producido para facilitar al BCV la contratación de un préstamo de 1.000 millones de dólares con el FLAR, pero del cual solamente ha recibido unos 400 millones, monto éste equivalente a la reserva aportada por Venezuela al FLAR, con lo cual no compromete sus activos ni su responsabilidad.
Esto significa que el FLAR lo que ha hecho es devolver a Venezuela su aporte pero no ha ido más allá de esa cifra porque con toda seguridad el organismo ha consultado con su equipo de asesores legales, quienes le habrán informado que el procedimiento de contratación de créditos externos requiere de la autorización de la AN.
Esto explica, a su vez, la razón por la cual el BCV acudió a la SC-TSJ para que sentenciara como lo ha hecho porque le permite mostrar al FLAR que, según la decisión, el BCV es autónomo y puede contratar créditos externos sin control legislativo.
Ahora, basta saber si el FLAR va a aceptar esta falacia producto del contubernio de Poderes y a exponer al organismo a que, en el futuro, la contratación de su crédito pueda ser declarada ilegal y, por tanto, inexiste como deuda del BCV.